La tarde lluviosa del 30 de marzo marcó la salida de una experiencia que llevaría a nuestros “audaces” funcionarios, en “caballito de acero”, hasta la meta propuesta: el Jardín Botánico José Celestino Mutis.

Aquí les dejamos algunos testimonios de lo que fue para nuestros compañeros esta gran aventura:

Ni la lluvia los pudo detener, pues el compromiso estaba concertado desde hacía varios días. Así las cosas, el grupo marchó con la indumentaria y los elementos de seguridad requeridos para la  bicicaravana.

“La experiencia de la bicicaravana fue maravillosa, por eso cambiar de ambiente y movernos de otra manera en la ciudad es algo que deberíamos hacer más a menudo”.
Diana Collazos, Biblioteca

“Me pareció muy chévere la experiencia de la bicicaravana, por  la integración, el ejercicio y porque conocimos de primera mano los cambios que tiene el Jardín Botánico”.
Efigénia Cruz, Dirección General

Me parece muy interesante salir de la oficina para conocer nuevos sitios, a nuestros compañeros desde otro punto de vista y realizar  otras actividades”.
Nadia Campos, OARC

” Me gustó conocer otras entidades que tiene el Distrito y la diversidad de los sitios turísticos que tiene Bogotá”.
Gabriel Castellanos, OARC

“Nos sentimos muy bien en la convocatoria para la bicicaravana. Varios puntos: el ambiente, la integración, el compañerismo que se vivió en ese momento, todo en un ambiente sano de integración externa. Muy chévere. Debería repetirse”.
Juan Carlos Quintero, Sistemas